• Acreditación

    • AMBAS
  • Membresías

    • AACSB
    • EFMD
    • Cladea Balas
    • Cladea
    • CFA
    • ACCA
    • Prme
Novedades

Las distintas formas de pensar y la pandemia

26/06/2020


En los tiempos que corren, tener claras nuestras fortalezas y debilidades nos permite desenvolvernos de mejor forma y, para eso, el modelo de los Estilos de Pensamiento Benziger es una herramienta de gran ayuda.

Sobre este modelo expusieron la Lic. Guillermina Cabrera, coach personal y docente de marketing de la Universidad ORT Uruguay, y la Lic. Andrea Pérez, directora de Regenera Desarrollo Humano Consciente (Argentina), el martes 16 de junio de 2020, en la videoconferencia “¿Cómo gestionar el talento en momentos de COVID-19?”, organizada por la Escuela de Postgrados en negocios de la Universidad ORT Uruguay. El evento formó parte del Ciclo de Charlas de Management y Negocios.

El modelo de los Estilos de Pensamiento Benziger se basa en cómo aumenta y disminuye nuestro bienestar en función del uso que le damos al cerebro: “La aplicación de este modelo ayuda a saber qué valora cada persona y por qué actúa de determinada forma”, explicó la Lic. Andrea Pérez.

¿Cómo pensamos?

El neocórtex es el nombre que reciben las áreas más evolucionadas de nuestra corteza cerebral y ocupa un 85 % de nuestro cerebro. Allí se encuentran los hemisferios derecho e izquierdo, comunicados a través de redes neuronales, y las partes posterior y frontal del cerebro, también comunicadas entre sí.

El modelo de Benziger toma esta información y rebautiza los cuatro estilos de pensamiento ideados tiempo antes por el Dr. Carl Jung, de la siguiente manera: frontal izquierdo, frontal derecho, basal izquierdo y basal derecho. En cada persona predomina uno de estos estilos y aprovecharlo es muy importante: “Quienes pueden utilizar su pensamiento natural y potenciarlo al máximo son quienes logran destacarse”, dijo la Lic. Pérez.

Estilos de pensamiento

Los pensadores que utilizan el sector frontal izquierdo son aquellas personas que tienen más desarrollada la lógica y la matemática. Para ellos, todo causa un efecto: “Están todo el tiempo calculando y pensando la relación costo-beneficio de cada cosa”, dijo Lic. Andrea Pérez. Ellos disfrutan de analizar variables, llevar adelante negocios, establecer prioridades y tomar decisiones complejas.

Las personas con pensamiento en el que predomina el sector basal izquierdo son estructuradas, ordenadas y metódicas: “Este estilo de pensamiento suele mantener la norma o el proceso específico de las cosas”, indicó Pérez. Allí aparece el mundo técnico, la programación y las leyes.

Por otra parte, quienes se caracterizan por tener un pensamiento en el que predomina el sector frontal derecho suelen ser arriesgados y desestructurados. Pérez explicó que estas personas disfrutan de resolver problemas de forma innovadora y agregó: “Lo nuevo va a estar siempre en boca de ellos”.

Por último, las personas que utilizan el sector basal derecho son aquellas que valoran especialmente la comunicación: “Siempre están buscando tender puentes”, indicó Pérez. Entre ellos, la palabra “persona” es muy utilizada y suelen moverse cómodamente en el mundo de la psicología y de los recursos humanos.

Estilos de pensamiento durante la pandemia

Luego, la Lic. Guillermina Cabrera brindó consejos para pasar de la mejor manera posible este tiempo de pandemia, teniendo en cuenta cada estilo de pensamiento.

Cabrera explicó que las personas que tienen un pensamiento frontal izquierdo pueden sentirse cómodas liderando equipos durante la nueva normalidad: “Los tiempos de cambio pueden poner a los pensadores frontales izquierdos en su mejor modo”, dijo Cabrera.

Por otra parte, los pensadores frontales derechos seguramente se encuentren disfrutando y aprovechando la posibilidad de experimentar nuevas situaciones. Estos momentos son inspiradores para ellos porque les permiten buscar soluciones a nuevos problemas.

¿Qué sucede con quienes piensan de acuerdo al estilo posterior izquierdo? Cuando comenzó la pandemia, estas personas seguramente hayan pasado mal. Sin embargo, son quienes mejor se encontraron en actividades vinculadas al orden, la clasificación y la diagramación de nuevas rutinas.

Por último, los que tienen un estilo de pensamiento categorizado como posterior derecho, probablemente estén sufriendo la distancia de sus afectos. Estas personas, además, pueden haberse encontrado organizando iniciativas solidarias para ayudar a los demás durante la pandemia.

Sobre el final de la conferencia, Cabrera explicó la importancia del vínculo entre personas con distintos estilos de pensamiento: “Lo interesante de esto es ver cómo nos complementamos y cómo cada una de las partes es tan necesaria en la vida”, dijo.

  • Acreditación

    • AMBAS
  • Membresías

    • AACSB
    • EFMD
    • Cladea Balas
    • Cladea
    • CFA
    • ACCA
    • Prme