• Acreditación

    • AMBAS
  • Membresías

    • AACSB
    • EFMD
    • Cladea Balas
    • Cladea
    • CFA
    • ACCA
    • Prme
Novedades

¿Cómo cambió el comportamiento de la población montevideana por el coronavirus?

03/06/2020
Conferencia online “Nuevos insights: ¿qué mueve a las personas en la era actual?”. Expusieron Alain Mizrahi —profesor de la Universidad ORT Uruguay y director de la consultora Grupo RADAR— y la Dra. Teresa Cometto —catedrática de Marketing de ORT y gerente de marketing de Unilever—.

Desde mediados de abril, en la población montevideana, bajó el consumo de información sobre el coronavirus, el miedo de contagiarse o que un familiar se contagie y el número de personas que reclaman la cuarentena total. Sin embargo, el miedo al futuro se mantiene.

Estos son algunos de los datos obtenidos por la encuesta “Coronatracking-UY”, que se presentó durante la conferencia online “Nuevos insights: ¿qué mueve a las personas en la era actual?”.

El evento se realizó el viernes 8 de mayo de 2020 y formó parte del ciclo de charlas Living Marketing. Expusieron Alain Mizrahi —profesor de la Universidad ORT Uruguay y director de la consultora Grupo RADAR— y la Dra. Teresa Cometto —catedrática de Marketing de ORT y gerente de marketing de Unilever—.

Los cambios en cifras

La encuesta “Coronatracking-UY”, inspirado en un relevamiento realizado por la empresa Novus Group International, fue elaborado por Grupo RADAR.

La encuesta consistió en cinco semanas de estudio sistemático, en períodos regulares, de los hábitos, sentimientos y actitudes de la población montevideana mayor a 18 años en relación al COVID-19.

“¿Cuánto te preocupa que puedas contagiarte de coronavirus?”, fue una de las preguntas planteadas por el estudio. Se dieron opciones de respuestas que iban desde “estoy muy preocupado” a “no estoy nada preocupado”. El informe demostró que el nivel de preocupación tuvo un pico entre el 12 y el 14 de abril, cuando el 30 % de los encuestados afirmaron estar muy preocupados, pero desde entonces ha disminuido.

Disminuyó también el consumo de información constante sobre el coronavirus en Uruguay, lo que se relaciona con los niveles de preocupación. A inicios de abril, el 39 % de los encuestados consumía información en forma continua. A comienzos de mayo, el 19 %.

El uso de tapabocas aumentó. A principios de abril, el 18 % de los encuestados afirmó usar tapabocas en lugares públicos. A principios de mayo, el 85 %. El 20 % de las personas que no viven solas aseguraron haber tenido más conflictos relacionados a la convivencia desde la llegada del coronavirus. Además, en la primera semana de mayo, 44 % de los encuestados afirmó estar comiendo más que de costumbre.

En las últimas semanas, además de los hábitos, se modificaron los sentimientos. Disminuyeron la cantidad de personas que se sienten tristes con respecto al inicio de la pandemia en Uruguay. El miedo al futuro se mantiene, especialmente entre los más jóvenes.

“Todo esto tendrá consecuencias imprevisibles en un futuro cercano o lejano”, señaló Mizrahi.

Limpiar la casa, cocinar, mirar Netflix y tener reuniones virtuales con familiares o amigos se encuentran entre las actividades que se comenzaron a hacer en las últimas semanas o se hacen con más frecuencia que antes.

Desde inicios de abril hasta inicios de mayo, bajó de 57 % a 46 % el porcentaje de encuestados que tiene miedo de contagiarse o que un familiar se contagie. A partir de la tercera semana de abril, empezó a mejorar la aprobación del gobierno en relación a las medidas sanitarias. También se ha reducido significativamente el número de personas que reclaman la cuarentena total. El 31 % de la población montevideana piensa que la situación por el coronavirus va a mejorar en el próximo mes.

“Cada vez menos personas están de acuerdo con tener menos derechos y libertades con tal de evitar que se propague el coronavirus”, afirmó Mizrahi.

Identidad, propósito y credibilidad

“Siempre hablamos de la construcción del valor de marca, pero quienes damos ese valor somos las personas”, dijo la Dra. Teresa Cometto. La académica agregó que, a partir del COVID-19, las marcas revisaron los mensajes que estaban transmitiendo, así como su plan de innovación y de comunicación.

La experta enfatizó la importancia de que, durante la crisis, las marcas mantengan su identidad, propósito y credibilidad. “No pueden aprovecharse de esta situación para promover valores que no estuvieron construyendo antes”, explicó.

El coronavirus implicó cambios de hábitos, como no salir de casa, no reunirse con amigos y lavarse las manos con mayor frecuencia. Estos cambios están relacionados con que las personas buscan cuidar a sus seres queridos.

Al entender la importancia que cobró el cuidado en los distintos ámbitos de la vida, las marcas pueden tomar medidas. Cometto enfatizó la importancia de que estas medidas se tomen con consistencia, coherencia y trabajo a mediano y largo plazo. Afirmó: “No solo hay que decir sino hacer”.

Contó el ejemplo de Nevex. Esta marca venía enfocándose en los niños antes del coronavirus y, a raíz de la crisis sanitaria, hizo un sitio web con actividades para que los padres puedan acompañarlos, información sobre qué es el coronavirus, cómo cuidarse y recomendaciones de una psicóloga.

Es importante tener empatía y entender lo que la gente está viviendo en este contexto. “Es como cuando una persona tiene problemas y los amigos están para apoyarla —explicó la académica—. Las marcas tenemos que estar al lado de las personas, demostrando que entendemos por lo que están pasando”.

  • Acreditación

    • AMBAS
  • Membresías

    • AACSB
    • EFMD
    • Cladea Balas
    • Cladea
    • CFA
    • ACCA
    • Prme