Las buenas personas también toman decisiones poco éticas

Conferencia dictada por McMillan
Fecha: 27/06/2019

Están por echar a tu jefa, quien te ayudó a conseguir tu trabajo actual hace tres años. Las razones para despedirla, a tu entender, son injustas. Además, sabés que es el sostén de su familia. Dos semanas antes de culminar su vínculo con la empresa, te pide que le pases archivos de la empresa que le serán de utilidad en la búsqueda laboral. ¿Se los pasás?, ¿le decís que no?, ¿le pasás solo los reportajes y archivos que ella elaboró?

Esta es una de las situaciones acerca de los dilemas éticos en las organizaciones que presentó Michael G. McMillan, director de Ética y Estándares Profesionales de la asociación global de profesionales en inversión CFA Institute, durante la conferencia “How to do the right thing even if no one is watching”.

El evento, organizado por la Escuela de Postgrados en negocios de la Facultad de Administración y Ciencias Sociales, tuvo lugar el martes 25 de junio de 2019 en el Campus Pocitos de la Universidad ORT Uruguay. 

McMillan es Ph.D. (George Washington University), MBA (Stanford University Graduate School of Business) y BA, Sociology and Economics (University of Pennsylvania). Se unió a CFA Institute después de más de una década como profesor de Contabilidad y Finanzas en la Johns Hopkins University Carey School of Business y en la George Washington University School of Business.

Cuando hacer lo incorrecto es legal

Hacés un viaje por trabajo. En la cultura del país que estás visitando, no aceptar los regalos es considerado una ofensa. Tenés una reunión por negocios, a la que vas para representar a la empresa donde trabajás y te ofrecen un regalo sumamente caro. ¿Lo aceptás y te lo quedás?, ¿no lo aceptás?, ¿lo aceptás, pero lo donás?, ¿lo aceptás, pero le avisás a tus superiores lo que pasó?

El experto abrió el debate y los participantes del evento discutieron sobre cómo enfrentarían situaciones de este tipo. El espíritu de la conferencia estuvo sintetizado en la frase del ambientalista Aldo Leopold que citó McMillan:

"El comportamiento ético es hacer lo correcto cuando nadie más está mirando, incluso cuando hacer lo incorrecto es legal".

“La ley representa el mínimo estándar a seguir. No podemos solo seguir la ley, debemos tener un estándar mucho más alto”, afirmó McMillan y preguntó al público: “¿Por qué debemos actuar éticamente?”. Para responder, citó al expresidente estadounidense Abraham Lincoln: “Cuando hago el bien, me siento bien. Cuando hago el mal, me siento mal. Esa es mi religión”.

Las finanzas y El Lobo de Wall Street

McMillan señaló que las ficciones muestran buenos y malos doctores, buenos y malos abogados. El retrato general de quienes se dedican a las finanzas -señaló- es negativo. Puso como ejemplo la película El lobo de Wall Street.

Explicó que, como las finanzas funcionan por comisión, las personas se preguntan si el motivo para vender es por el interés de quien vende o de quien compra. En cambio, al pedir una consulta médica, automáticamente asumimos que el interés está en mejorar nuestra salud.

La ética como decisión difícil

La ética, para McMillan, implica educación, honestidad, integridad, carácter y la gestión responsable de los recursos.

Muchas veces se piensa que si alguien toma una decisión que no es ética, se trata de una mala persona. McMillan desmintió esto y argumentó que muchas veces hay motivos como obediencia a la autoridad, querer copiar la actitud de quienes nos rodean o simplemente un exceso de confianza.

Otro factor importante que incide en la toma de decisiones poco éticas es el hecho de que es un proceso gradual. McMillan habló sobre el síndrome de la rana hervida. Si se coloca a una rana en agua hirviendo, la rana saltará. Si se coloca a esa misma rana en agua tibia y luego el agua comienza a hervir, con lentitud, no percibirá el peligro y morirá.

Algunas razones para justificar las actitudes poco éticas son “todo el mundo lo está haciendo, por lo que debe estar bien”, “esa es la manera en la que lo hacen en la empresa X”, “si no lo hacemos, alguien más lo va a hacer”, “siempre se hizo de esta manera”.

Para resolver un problema ético, McMillan sugirió un plan que incluye reconocer que ese problema existe, determinar a quién concierne, recolectar información relevante, investigar otras opciones, tomar una decisión y, por último, reflexionar sobre los aprendizajes.

Por último, el experto señaló que “nadie se va a enterar” es una frase que debería alertarnos y motivarnos a buscar un nuevo trabajo.

Galería de imágenes:

How to do the right thing even if no one is watching?