Vino sin alcohol surgió de un programa corporativo

Vino sin alcohol surgió de un programa corporativo
Fecha: 12/02/2018

Vino sin alcohol. Esa fue la oportunidad de negocios que el director de la bodega Familia Irurtia, Marcelo Irurtia, encontró tras la ley N° 19.360 (que implica la tolerancia de cero alcohol en los conductores).

Irurtia 0.0 es un vino sin alcohol, en sus variedades tinto o blanco, elaborado por la mencionada bodega con más de 100 años de trayectoria. Es una bebida de alta calidad y apunta a un público adulto. El producto nació en el Programa de Formación Gerencial para PYMES, que la Facultad de Administración y Ciencias Sociales de la Universidad ORT Uruguay brinda a empresarios en conjunto con el proyecto Camino al Éxito del Banco BBVA.

El programa exige la elaboración de un proyecto final por participante. Puede ser tanto de expansión de la empresa como de creación de productos. Aquellos programas que obtienen una calificación mayor a 85 puntos participan en un concurso evaluado por un comité de académicos y empresarios. En cada concurso hay dos ganadores, reconocidos por su creatividad y visión del negocio.

Irurtia participó del Programa de Formación Gerencial para PYMES en su segunda edición (durante el año 2016). A medida que el empresario se involucró con el proyecto comenzó a ver su potencial y entender que tenía aplicación y un futuro en el mercado. Es común que, una vez terminado el programa, los participantes ejecuten su proyecto.

El proyecto de Irurtia ganó uno de los premios del concurso por su proyecto final. Un año después, el vino Irurtia 0.0 salió a la venta. Según el director de la bodega, ha tenido gran penetración en el mercado y, además, está prevista su exportación.

El programa cuenta con talleres de estrategia aplicada y liderazgo, aborda el modelo de negocios y la gestión de proyectos. Forma parte de los programas corporativos de la Escuela de Postgrados de la facultad, que se enfocan en empresas (tanto corporaciones como empresas con y sin fines de lucro, asociaciones, empresas públicas y organizaciones del Estado en general). Se basan en las necesidades de las organizaciones y en las capacidades a desarrollar en su personal.

“Los cursos fueron muy aplicables a la realidad de mi empresa, a la vez de ser un fermento para generar nuevas ideas y mejorar procesos existentes”, informó Irurtia a InfoNegocios Uruguay.