Doble titulación en Finanzas

"Una experiencia transformadora"

"Una experiencia transformadora"

Mauricio Minarrieta, el primer estudiante que realiza la doble titulación entre el Master of Science in Finance y Master en Dirección Financiera, cuenta su experiencia desde Florida International University (FIU).

Fecha: 11/09/2017
Testimonios

El solo hecho de llegar a Miami, no como turista sino como alguien que va a vivir en esta ciudad al menos por el próximo año, ya empieza a hacer de esta una experiencia diferente. Enseguida uno comienza a ver las diferencias con la vida cotidiana de nuestro pequeño Montevideo y comienza a tener una mezcla de sentimientos encontrados.

Como estudiante internacional uno está expuesto a muchas dificultades, como enfrentarse a culturas diferentes, ambientes nuevos y desconocidos, haber dejado seres queridos atrás y el sentimiento de tener que valerse por cuenta propia en los desafíos que están por venir. En FIU esto lo tienen muy presente y desde el momento en el que llegás a la universidad te hacen saber que en ellos puedes encontrar un apoyo para sobrellevar todos los obstáculos que se te presenten. Desde que llegás al mostrador para registrarte como nuevo estudiante te hacen sentir bienvenido y te alientan a construir nuevas amistades y referirte al campus como tu nuevo hogar. Tratan siempre de mantenerte ocupado, organizan todo el tiempo eventos para estudiantes y jornadas de integración para ayudarte a hacer de esta una experiencia increíble y a formar lazos de amistad entre todos.

Por ejemplo, el primer miércoles de cada mes se celebra la International Coffee Hour, donde cada sesión se elige un país y se prepara una merienda en base a las costumbres de dicho país para compartir la tarde entre personas de todo el mundo. También se organizan noches de películas en salones de la universidad y salidas a la playa o tours por la ciudad, entre otros muchos eventos gratis que anuncian semanalmente.

Las primeras actividades por supuesto fueron las orientaciones, donde tratan de evacuar todas las dudas que pueden llegar a surgir en los primeros días. Duraron casi una semana y fueron realmente útiles. En ellas comienzas a conocer las normas y los beneficios de formar parte de la comunidad de FIU, además de funcionar como una guía de pasos a seguir para poder establecerte completamente como residente de Miami.

Antes de subirme al avión recuerdo haber recibido comentarios acerca de las dimensiones de la universidad. No presté demasiada atención, pensé que eran exageraciones. La verdad es que se quedaban cortos. Para alguien acostumbrado a las universidades de Uruguay es muy difícil explicar la inmensidad del Campus de FIU. Creo que la mejor forma de describirlo es como una pequeña ciudad, con sus propias calles, sus propios estacionamientos, su propio gimnasio e incluso sus propias plazas de comidas y tiendas. Sin lugar a dudas fue de lo que más me impresionó al llegar, nunca me imagine que tendría que estar cargando un mapa conmigo para saber hacia dónde ir.

Luego de la sorpresa por el tamaño, llega la sorpresa por la diversidad de estudiantes. Si bien es cierto que existe una predominancia de estudiantes que provienen de América Latina, me he encontrado con personas de todas partes del mundo. Entre mis compañeros de clase he entablado conversaciones con personas de Dinamarca, Alemania, Colombia, Venezuela, Ecuador, Estados Unidos y diversos países del Medio Oriente. Realmente se debe destacar el ambiente profesional y la amabilidad de todos, ya que desde el primer saludo se ponen a tu disposición por cualquier duda o dificultad que te pueda surgir, tratando a cada uno como iguales, sin importar la edad o la trayectoria individual.

Aún llevo poco tiempo en esta nueva etapa y tengo mucho por delante, pero ya puedo decir que se tratará de una experiencia inolvidable y transformadora. Me alegra mucho haber tomado la decisión de embarcarme en ella. Si se cuenta con la voluntad y la posibilidad, aliento a cualquiera que lo considere a tomar la misma decisión.