“Uruguay tiene la ganadería más ética del mundo”

Pablo Caputi, Eduardo Blasina y Pablo Carrasco
Fecha: 05/11/2019

La quema del Amazonas, las causas del cambio climático, la trazabilidad del ganado, el cambio ideológico y el respeto hacia los animales fueron algunos de los temas tratados en la conferencia “Cambio climático y ganadería: pensando la estrategia”, organizado por la cátedra de agronegocios de ORT.

Los ingenieros agrónomos Pablo Carrasco -director de Conexión Ganadera, empresa de inversión en ganadería-, y Eduardo Blasina -director de Blasina y Asociados, empresa especializada en agronegocios- plantearon sus visiones sobre cómo afrontar los problemas de la ganadería y el cambio climático.

Los expertos visitaron la Escuela de Postgrados de la Facultad de Administración y Ciencias Sociales de la Universidad ORT Uruguay, en el marco de la charla “Cambio climático y ganadería: pensando la estrategia”, de la Cátedra de Agronegocios.

El evento, que formó parte del Ciclo de Charlas de Management y Negocios, se llevó adelante el jueves 24 de octubre de 2019 y contó con la participación del Dr. Pablo Caputi, catedrático de Agronegocios en ORT, como moderador.

La ganadería en el ojo de la tormenta

La actividad ganadera es acusada injustamente de ser la principal causa del cambio climático, afirmó Pablo Carrasco, director de Conexión Ganadera.

El Ingeniero Agrónomo se refirió en su ponencia a los hechos de quema en la selva amazónica de los cuales tanto se habló en la segunda mitad del 2019. “Se dice que Brasil no cuida el ambiente y que la producción agropecuaria crece sobre el Amazonas. Sin embargo, 48 países de Europa estarían dentro de la zona protegida de Brasil”, explicó.

Según dijo, es incorrecto afirmar que la producción agrícola de Brasil avanza sobre la selva amazónica, porque el medioambiente es un bien económico que, justamente, le genera ganancias a quien lo explota. “Acá nadie quiere perder plata. Si los productores son acusados de avanzar sobre el Amazonas, bajarían sus acciones, serían abandonados por sus propios inversores”, señaló.

Ahora bien, ¿por qué se culpa, entonces, a los productores ganaderos de la quema? “Por plata y por ideología”, afirmó Carrasco. El experto añadió que, para muchos, el problema del aumento de la temperatura no tiene origen en las industrias, sino en el ganado.

Sin embargo, dijo que desde 1980 —cuando comenzó a subir la temperatura a nivel mundial— al día de hoy, la cantidad de vacunos bajó en un 10 %, mientras que el consumo de energía se duplicó.

“A pesar de la existencia de energía renovables, el 85 % de ese consumo que se duplicó es basado en combustibles fósiles, que solo generan daño. Pero las campañas más cruentas las estamos sufriendo quienes nos dedicamos a la ganadería”, expresó Carrasco.

Asimismo, recordó que el metano, que es el principal gas que emiten los vacunos, tiene 30 veces más potencial como gas de efecto invernadero que el anhídrido carbónico. “Pero el metano vive 12 años en la estratósfera, el anhídrido carbónico vive 100”, apuntó Carrasco.

Finalmente, el Ingeniero Agrónomo concluyó que la responsabilidad que se le adjudica a la actividad ganadera sobre el cambio climático es producto de un cambio ideológico.

Uruguay: la ganadería más ética del mundo

Las reglas de juego deben cambiar. Si no lo hacen, para el período de 2030-2050, los efectos del cambio climático serán irreversibles. Por este motivo, de acuerdo al Ingeniero Agrónomo Eduardo Blasina –director de Blasina y Asociados, empresa especializada en agronegocios–, a partir de ahora cualquier tipo de actividad pasará por un tamiz que distinguirá entre aquellas que ayudan a mejorar la situación y las que la deterioran.

En este sentido, Uruguay debe salir a demostrar internacionalmente que en un contexto en el que la tendencia es que el alimento tenga un propósito, “Uruguay tiene la ganadería más ética del mundo”. Esto se explica a partir de diversos factores.

En primer lugar, mencionó que, a diferencia de lo que ha ocurrido en Brasil con la quema de la selva amazónica en pos del sector agropecuario, Uruguay se ha preocupado por aumentar el monte artificial. “Apostamos a que la ganadería sea parte de la solución”, dijo Blasina.

Por otra parte, en el país se apuesta a que la ganadería sea regenerativa, ya que “es la única producción que se hace en casi plena convivencia con la vida silvestre”, explicó. Asimismo, agregó que es una actividad que apela al bienestar animal: “Acá las vacas tienen la mejor vida del mundo desde que nacen. Si una vaca de cría pudiera elegir en dónde vivir, elegiría Uruguay”.

Por último, Blasina indicó que si bien nuestro país es líder en trazabilidad, es necesario “ser los campeones en medir”. De nada sirve decir que las vacas no son culpables del cambio climático si no se demuestra, explicó, por lo que la gran tarea es contar con tecnología que le permita a los ganaderos emitir menos carbono y capturar más metano.

“Vamos a tener que ser líderes en blockchain y en biotecnología. Y también tenemos que tener una ganadería de restauración”, afirmó. De esta manera, Uruguay podrá demostrar que tiene una ganadería con propósito capaz de solucionar algunos de los problemas del mundo y de predicar el respeto animal.

Conferencia completa:

Galería de imágenes:

Cambio climático y ganadería: definiendo la estrategia