Inteligencia Artificial y la cuarta revolución industrial

Inteligencia Artificial y la cuarta revolución industrial
Fecha: 07/08/2019

Si bien los cambios provocados por la Inteligencia Artificial se suelen asociar al futuro, “en buena parte, ya los estamos viviendo”, señaló Enrique Gerstl, Ph.D. en Optimización Combinatoria por The Hebrew University of Jerusalem, durante la conferencia “Inteligencia Artificial, tecnologías cloud y su impacto en el mercado”, y formó parte del Ciclo de Charlas de Management y Negocios.

El evento tuvo lugar el miércoles 31 de julio de 2019 en la Facultad de Administración y Ciencias Sociales de la Universidad ORT Uruguay. Fue organizado por la Escuela de Postgrados en negocios.

Gerstl afirmó que la primera revolución industrial introdujo la máquina de vapor; la segunda, la electricidad; la tercera, la computación y que ahora estamos en la cuarta revolución industrial, “que tiene un carácter muy especial y es más compleja que las anteriores”. 

La conectividad es uno de los pilares de la cuarta revolución industrial. El conferencista señaló que más del 95 % de las personas de los países desarrollados están conectadas a través de móviles. Otro de los pilares de esta revolución es la Inteligencia Artificial. “En los últimos 15 años, empezamos a emular la mente humana”, dijo el experto. 

Hoy las compañías ofrecen todo tipo de algoritmos sencillos de usar. Las aplicaciones suelen ser creadas por estudiantes o personas recién recibidas. “No tenés que ser un matemático para entender cómo crear un algoritmo de recomendación”, indicó Gerstl.

Los riesgos de la Inteligencia Artificial

El experto señaló que, con el avance de la Inteligencia Artificial, suele considerarse que la invasión de la privacidad es negativa. De todos modos, aunque tiene sus riesgos, no todas sus implicancias son malas: “El hecho de que haya accidentes en la calle no implica que dejemos de viajar en auto”.

Mencionó que conocer la privacidad de los clientes puede llegar a ser muy positivo. Por ejemplo, es una facilidad que Netflix priorice las series y películas que prefieren los usuarios. A la vez, si los hospitales conocen la historia clínica de los pacientes, pueden atenderlos mejor.

NVIDIA, Aiva y Mobileye son algunas compañías que ya están utilizando Inteligencia Artificial. 

NVIDIA, empresa multinacional líder en visualización digital, cuenta con un software que convierte esbozos de dibujos en paisajes. La startup Aiva Tecnologies compone música original y personalizada. Mobileye procesa imágenes con la finalidad de prevenir accidentes automovilísticos. 

La tienda de muebles IKEA también está utilizando la Inteligencia Artificial para personalizar sus productos. A la vez, está comenzando a aplicar la impresión 3D para adaptar sus muebles para personas con discapacidad. 

Otros ejemplos que brindó el conferencista en cuanto al uso de Inteligencia Artificial son el de Twilio, una plataforma de comunicaciones en la nube para crear notas de voz y mensajería; Zebra Medical Vision, que ayuda a los radiólogos en la toma de decisiones, y Keeper, una aplicación enfocada en la ciberseguridad.

Gerstl explicó que Netflix depende de Amazon Web Services, una plataforma en la nube: ante un problema con Amazon, “Netflix podría cerrar”. Si bien esto puede parecer riesgoso, indicó: “Hay más probabilidades de que se incendie un banco a que caigan todos los servidores de Amazon en el mundo”.

Gerstl concluyó: “Estamos en un momento de muchísimos cambios. Hay miles de compañías que son parte de la cuarta revolución”. 

Galería de imágenes: 

Inteligencia Artificial y la cuarta revolución industrial