“Uruguay puede ser el primer país desarrollado de América Latina”

Presentación del índice elaborado por el Centro de Estudios para el Desarrollo (CED)
Fecha: 12/06/2019

“Desde el CED tenemos una visión optimista de lo que Uruguay puede ser”, dijo el Ec. Agustín Iturralde, director académico del Centro de Estudios para el Desarrollo (CED) y profesor de Economía y sociedad Uruguaya en ORT, durante la presentación del Índice de Vulnerabilidad Comercial elaborado por dicho centro de estudios. 

La presentación, organizada en coordinación con el Departamento de Estudios Internacionales, tuvo lugar el martes 4 de junio de 2019 en la Facultad de Administración y Ciencias Sociales de la Universidad ORT Uruguay.

La investigación fue desarrollada por un equipo del CED integrado por el Lic. Nicolás Albertoni, consejero académico y experto en relaciones internacionales; el economista Ramiro Correa, asistente de investigación, y el economista Iturralde.

Durante la presentación expusieron, además de Iturralde, el Ec. Juan Labraga, director de Asesoría Política Comercial del Ministerio de Economía y Finanzas y catedrático asociado de Comercio Internacional en ORT; la Lic. Margarita Varela, encargada de comercio exterior de la Unión de Exportadores del Uruguay, y Albertoni, quien envió su presentación en video desde Estados Unidos.

El índice tiene como objetivo medir la vulnerabilidad comercial de Uruguay en forma científica y cuantitativa. Según Hernán Bonilla, economista y docente de Economía y Sociedad Uruguaya en ORT, el índice "busca aportar nueva información que contribuye con el debate sobre la inserción comercial. Un análisis profundo sobre la calidad de la inserción internacional no solo debe considerar la diversificación de destinos o productos, sino también tomar en cuenta las preferencias comerciales".

"El índice pondera entre 0 y 1 a los países según el grado en que sus exportaciones son realizadas con preferencias comerciales, es decir que son hechas en el marco de algún tipo de acuerdo comercial. Un país en el que el 100 % de sus exportaciones se realizan con alguna preferencia comercial tendría un IVC igual a 0. En el otro extremo, un país donde todas las exportaciones se realizan sin preferencias arancelarias tendría un IVC igual a 100", agregó el experto.

Una vuelta de tuerca

La presentación comenzó con un video de Albertoni, quien indicó: “No hay fundamento técnico, creo que tampoco político, para oponerse a la apertura comercial como herramienta para agrandar la ventana de oportunidades”.

A continuación habló Iturralde, quien señaló: “Creemos que Uruguay tiene buenas aptitudes, que ya tiene un camino recorrido importante”.

El experto indicó que Uruguay tiene instituciones políticas sólidas. Además, presenta un puntaje de 7,16 en una escala del 0 al 10, representando uno de los mayores valores en libertad económica, según el Índice de Libertad Económica 2018 de Fraser Institute de Canadá copublicado por el CED. Sin embargo, tiene reformas pendientes significativas en materia económica y una inflación alta.

Iturralde agregó: “Creemos que es necesario trabajar fuertemente en las instituciones económicas. El país está a niveles aceptables comparativamente con la inflación histórica, pero no con la inflación en el mundo”.

“Uruguay tiene muchas cosas bien hechas, pero hay campos donde es importante avanzar con firmeza”, indicó Iturralde, refiriéndose, entre otros, a la fragmentación social y la regulación de mercados.

En cuanto a la apertura comercial, Iturralde señaló: “Claramente hay riesgos, pero el potencial de ganancia para un país como el nuestro es muchísimo mayor”.

“Estamos convencidos en el CED de que Uruguay puede ser el primer país desarrollado de América Latina”, afirmó y añadió: “Para integrarnos en las cadenas globales de valor, tenemos que tomar una estrategia más activa. La disyuntiva hoy en día está entre quedarnos como estamos o salir a dar una vuelta de tuerca dentro del margen que Uruguay tiene”, concluyó.

Los acuerdos no siempre se cumplen

Labraga señaló que en el mundo actual “los acuerdos no necesariamente se cumplen”, lo que “es una muy mala noticia para los países pequeños”.

Hizo referencia al caso de los aranceles de Estados Unidos a México: “Estamos aprendiendo que si una potencia que quiere incumplir, incumple y eso significa que hay que renegociar. Es un dato de la nueva realidad que se nos viene. Si al grande y poderoso se le ocurre que no, hay que sentarse y renegociar”.

A la vez, “en cada acuerdo tenemos que ser muy cuidadosos. No es claro que haya más ganancias que pérdidas. Hay que analizar caso a caso, no tenemos un a priori”, explicó Labraga.

La practicidad del índice

Varela señaló que el índice de vulnerabilidad puede parecer un concepto muy técnico. En la práctica, significa que cuando un exportador se dispone a exportar evalúa el mercado. Es decir, se pregunta a dónde es posible exportar su producto.

Esto implica ver que no sea un producto prohibido (ya sea literalmente prohibido o que tenga un arancel tan alto que no valga la pena la importación) para ese nuevo mercado, evaluar si se paga arancel y, en caso de que sí, qué arancel se paga. “Cuando tengo una preferencia arancelaria que me da un acuerdo, sé que voy a competir en mejores condiciones que alguien que no la tiene”, señaló Varela.

Por último, agregó: “Esa es la importancia que tiene el índice en la práctica, definir si el producto puede venderse o no”.

Conferencia completa: