El Mercosur y el acuerdo estancado con la Unión Europea

VII Seminario Especializado en Comercio Internacional
Fecha: 31/10/2018

“A través del Mercosur tenemos una agenda de negociación con terceros que es realmente amplia”, dijo la embajadora Valeria Csukasi, directora general para Asuntos de Integración y Mercosur de Cancillería, durante el VII Seminario Especializado de Comercio Internacional.

El evento, que tuvo lugar el jueves 25 de octubre de 2018, fue organizado por la Cátedra de Comercio Internacional y el Departamento de Estudios Internacionales de la Universidad ORT Uruguay y contó con las exposiciones de la embajadora Valeria Csukasi, del Ec. Diego Fernández, integrante de la Asesoría de Política Comercial del Ministerio de Economía y Finanzas, y la Ec. María Noel Laborde, directora de Viasendo.

El Certificado de Origen Digital: un trabajo en progreso

Para el Ec. Diego Fernández, el Certificado de Origen Digital (COD) es una herramienta de facilitación del comercio, que representa –entre otros aspectos– un ahorro significativo para todos los actores involucrados.

El proyecto de COD fue desarrollado por Aladi, en un proceso que lleva adelante desde hace una década y que incluye una base de datos de validación de firmas digitales. En Uruguay es Agesic el organismo encargado de supervisar la firma digital.

“Uruguay está iniciando el camino de uso intensivo del COD”, explicó Fernández. Desde abril de este año, el COD es empleado en los intercambios comerciales con Argentina y Brasil, con el fin de contribuir a eliminar el uso de papel en intercambios en el Mercosur. “Hay beneficios teóricos y comprobados por autoridades aduaneras”, dijo Fernández. “En la realidad se ve que cada día crece más el uso”.

Fernández contó que se está trabajando con Paraguay para incorporar el COD en 2019 y definir una fecha de eliminación del papel, para lo que se conversa con diferentes cámaras empresariales. Asimismo, se prevé la implementación de un plan piloto que incluya a Chile, México y Colombia, para finalmente lograr la participación de todos los países que integran la Aladi.

La evolución del ecommerce

Las transacciones ya no se hacen físicamente, sino que se realizan cada vez más en una web o Marketplace, detalló la Ec. María Noel Laborde al explicar el concepto de comercio cross border y brindar datos estadísticos acerca de la penetración de Internet a nivel mundial y nacional.

Para la expositora, a nivel de ecommerce se observan dos movimientos interesantes: el primero es la escala global del ecommerce y, el segundo, que las transacciones pasan a ser realizadas, en mayor medida, a través de dispositivos móviles.

Laborde contó que el comercio internacional deja de ser exclusivamente business-to-business (BTB) para adoptar un modelo business-to-customer (BTC) o consumer-to-consumer (CTC). En este contexto, los costos de intermediación se reducen y se simplifica llegar a un cliente, lo que significa que las Pymes tienen cada vez más oportunidades. “Un punto central en esto es contar con socios estratégicos”, indicó.

Asimismo, el sector de logística se encuentra en pleno proceso de transformación, con un reenfoque de BTB a BTC. Las aduanas también están en camino de adecuarse a la nueva realidad.

Laborde cerró su exposición haciendo referencia a los desafíos del comercio cross border, entre los que se encuentran la alta posibilidad de fraudes, la necesidad de desarrollar los medios de pagos, el reto de adaptar los mensajes a los diferentes destinatarios, y la importancia de que existan tratados y acuerdos que permitan una mayor fluidez en las transacciones.

“Hay potencial para las empresas uruguayas de llegar con beneficios a Estados Unidos. El tema es si lo estamos aprovechando”, dijo.

Negociaciones y oportunidades

“A través del Mercosur tenemos una agenda de negociación con terceros que es realmente amplia”, dijo la embajadora Valeria Csukasi al abordar el estado de las negociaciones internacionales del país.

Las negociaciones con la Unión Europea (UE) comenzaron hace más de 20 años; sin embargo, la embajadora señaló que lo ideal en este tipo de emprendimientos es finalizarlas en dos.

Csukasi explicó que los intereses de la UE abarcan varios rubros que compiten con los del Mercosur, cuya área más fuerte es la agricultura. “El problema que tenemos nosotros a la hora de negociar es que hay que entender al Mercosur como es”, dijo y contó que no es posible imponer una agenda de negociación, pero sí proponer alternativas.

“No hemos terminado de entender, de un lado y del otro, dónde están los límites”, elaboró. “Hay ciertas renuncias que el Mercosur no puede hacer”, agregó, lo que mantiene los intercambios estancados desde hace seis meses.

La embajadora dijo que el tránsito naval, la industria láctea y el sector automotor son algunos de los temas de mayor peso en las negociaciones. Una posibilidad para explicar la falta de avances es la negativa a reconocer que las demandas alcanzaron un límite que no puede superarse.

“Seguimos creyendo que hay una oportunidad en esta negociación”, admitió Csukasi y djio que la renovada actitud del Mercosur a la hora de negociar ha atraído socios comerciales con los que siempre hubo intención de concretar acuerdos, como es el caso de la Asociación Europea de Libre Comercio (EFTA) y Canadá.

“La negociación con Canadá es altamente pragmática  y eso para el Mercosur es espectacular”, contó y explicó que los representantes canadienses saben lo que quieren y cómo lograrlo, sin problemas en explorar diferentes opciones. “Las esperanzas de llegar a un acuerdo el próximo año son ciertas”.

Conferencia completa:

Galería de imágenes:

VII Seminario Especializado en Comercio Internacional