Tres estudiantes de la Licenciatura en Estudios Internacionales participaron junto a 700 jóvenes de 131 países en seminario que buscó soluciones a problemas mundiales

Testimonios

Hablando se entiende la gente. Esa es la conclusión a la que, en varios idiomas, arribaron los jóvenes participantes de la conferencia Education Without Borders (EWB) que tuvo lugar del 28 al 31 de marzo en Emiratos Árabes Unidos. Tres estudiantes de la Licenciatura en Estudios Internacionales tuvieron la oportunidad de participar de este acontecimiento internacional que contó, entre otras, con una disertación pronunciada por el ex Premier británico Tony Blair.

Carla Fontana (CF), de 20 años de edad, cursa actualmente el tercer semestre de la carrera y Macarena Diab (MD) y Diego Martinez (DM), ambos de 21 años, cursan el séptimo semestre.

A continuación, las impresiones que se llevaron los jóvenes de su participación en esta conferencia internacional:

- ¿Cuál fue el objetivo de la conferencia "Education Without Borders"?

DM: El objetivo principal consistió en establecer lazos de comunicación entre personas de distintos países y las más variadas culturas, con el propósito de aportar nuevas ideas para generar soluciones globales para un mundo sustentable y en paz. Estas soluciones no son a corto plazo, por lo que uno de los fines más importantes es que nosotros mantengamos el contacto con los demás delegados para lograr llevarlas a cabo. Asimismo, el objetivo era que Education Without Borders fuera una etapa de aprendizaje; en definitiva, una experiencia que no olvidaremos nunca.

MD: Fue generar entendimiento entre jóvenes líderes de diferentes países para poder lograr soluciones eficaces a los problemas del mundo. Para este fin participamos 700 jóvenes de 131 países colaborando en talleres donde teníamos la oportunidad de interactuar con personalidades de la escena mundial como por ejemplo Tony Blair. También asistimos a presentaciones de soluciones que ya están siendo aplicadas, por ejemplo la de un joven indio quien ideó una forma casera de potabilizar el agua, lo cual es muy relevante considerando la carencia de agua potable que hay en India.

CF: Fue el contacto de los líderes globales con los estudiantes que en el futuro prometen serlo. En este sentido, los estudiantes seleccionados se destacaban, tanto por su registro académico, como por su participación en instancias de liderazgo, así como por la especial importancia que le otorgan a la resolución de los desafíos mundiales. De esta manera, el encuentro estaba dirigido al establecimiento de relaciones de amistad entre participantes: aquellos entre quienes -probablemente- se diseñarán las futuras tendencias en las áreas que modelan al sistema internacional. Del mismo modo, la conferencia se orientó a inspirar y motivar al potencial humano allí dispuesto, enseñando ejemplos de esfuerzo, liderazgo, innovación y perseverancia apuntados a generar espacios de acción para las ideas allí intercambiadas.


- ¿Consideran que el encuentro cumplió con el objetivo planteado?

DM: Desde mi punto de vista no solo cumplió con los objetivos, sino que los superó ampliamente desde todo punto de vista.

MD: Sin duda. Considero que todos tuvimos la oportunidad de dejar de lado cualquier preconcepto que pudiéramos haber tenido sobre personas de diferentes culturas y darnos cuenta que buscamos las mismas soluciones para los problemas mundiales.

CF: Indudablemente. En lo que respecta al contacto con los demás estudiantes quedó de manifiesto que las instancias planteadas fueron más que satisfactorias. Esto quedó demostrado en el hecho que la mayoría de nosotros cuenta hoy con amigos de todas partes del mundo que se desarrollan en diversas áreas de suma importancia para la resolución de los grandes desafíos. Del mismo modo, y en lo que a lo personal respecta, el contacto con diversos miembros de la familia real, diplomáticos y miembros de instituciones de destacado prestigio académico fue dado con naturalidad, en un espacio que invitaba a dicha participación. Por otro lado, ya existen algunos proyectos entre los estudiantes participantes para convertir esta experiencia en aquello que pretende ser: el motor inicial de acciones emprendidas en la escala global.

- ¿Qué fue lo que más les impactó de la conferencia desde el punto de vista académico y organizativo?

DM: Desde el punto de vista organizativo fue algo espectacular. Cumplieron con todo el programa al pie de la letra e incluso agregaron nuevas tareas para realizar, con el objetivo de que nosotros pudiéramos conocer algo más de su cultura en los días que íbamos a estar allí. Se manejaron muy bien con el tema de los horarios para la gran cantidad de personas que éramos. En cuanto a lo académico también fue algo muy bueno ya que pudimos estar en contacto con reconocidas personalidades, algunas de ellos incluso ganadores de premios Nóbel, de los cuales vale la pena destacar su humildad pues no fueron reticentes a contestar todo tipo de preguntas realizadas por los delegados.

MD.: Emiratos Árabes ya de por sí es un país impactante. Cuando uno llega a Dubái y se encuentra con cientos de rascacielos y cientos más en construcción el shock es importante. En lo que respecta a la conferencia, todo fue impresionante, desde la ceremonia de apertura en el pie del edificio más alto del mundo: Burj Khalifa, hasta el evento de caridad organizado por Su Majestad Sheikh Mohammed bin Rashid Al Maktoum, que culminó con un impresionante show de fuegos artificiales y contó con presencia de todos los dignatarios extranjeros en Emiratos Árabes.

CF: Desde el punto de vista organizativo pienso que es interesante el que hayan accedido a tantas y tan diversas instituciones universitarias, así como el nivel de las figuras representativas del liderazgo actual. Desde el punto de vista académico impacta el hecho de que personas de culturas y ambientes tan diversos compartan tan importantes criterios. Uno, que desde la universidad ha aprendido a pensar en términos académicos, se descubre "entre iguales" en circunstancias de enorme desafío intelectual. El intercambio de opinión que tuve con un decano de la Universidad de Columbia sobre cuestiones que hacen al liderazgo y a la esencia de las naciones me demostró que la distancia con la elite académica no es tan grande, y que si nos lanzamos con confianza a defender aquello que personalmente nos define, las posibilidades de suceso son inmensas.

- ¿Por qué se postularon a la conferencia?

DM: Fue la primer oportunidad en la que me postulé a un evento de este tipo de los cuales nos informan desde la Coordinación Académica de la carrera. Lo hice porque me pareció muy interesante la propuesta y más aún la idea de viajar a Emiratos Árabes. Además, creo que era la hora de tener una experiencia internacional que contribuyera para la carrera debido a que son oportunidades que académicamente aportan de manera increíble.

MD: Me postulé a la conferencia incentivada por conocer nuevos lugares, culturas diferentes y sobre todo crear amistades con jóvenes de otros países que están estudiando al igual que yo. Creo que para los estudiantes de Estudios Internacionales este tipo de conferencias significan una invaluable oportunidad de estrechar lazos con personas de diferentes lugares y de ir obteniendo experiencia en cómo comportarse adecuadamente según los estándares de cada cultura.

CF: Principalmente por el prestigio y desafío que implicaba participar en la conferencia, de entrar en contacto con un pequeño universo que es el que define las actuales tendencias en el mundo, así como conocer a estudiantes de todas partes. Quería asumir el desafío de largarme a conocer una región del planeta tan poco estudiada por estos lugares, sumergiéndome en la cultura árabe y acercándome al entendimiento de un mundo dictado por el Corán. Por ello presenté mi candidatura, sostenida en logros a nivel personal y en la elaboración de un ensayo sobre el papel de la sociedad civil en la violación de los derechos humanos de las minorías titulado "The silent disease: a matter of human rights" ("La enfermedad silenciosa: una cuestión de derechos humanos").

- ¿Qué herramientas les dio la carrera para que estuvieran capacitados para participar en esta conferencia?

DM: La carrera nos dio la soltura necesaria para sentirnos capacitados para emprender una aventura tan impresionante como fue EWB 2011. Nos brindó también los conocimientos necesarios en varios campos como Derecho, Diplomacia, Marketing, Comercio y los diferentes perfiles que va creando en los estudiantes. Nos abrió la oportunidad para sentirnos cómodos y poder entablar conversaciones, ya sea con gente local así como con extranjeros.

MD: En la carrera tenemos una materia que se llama Cultura y Sociedad Contemporánea donde aprendemos sobre diferentes costumbres y a tener una visión más global del mundo. También en la materia Historia Internacional Contemporánea aprendimos sobre la historia del mundo árabe, la diferencia entre diferentes grupos islámicos y parte de sus creencias. Este conocimiento fue muy importante al momento de poder encarar el viaje con un conocimiento previo de la cultura a la que íbamos.

CF: Destacaría la elaboración de obligatorios, que nos permite desarrollar una práctica importante en la redacción de ensayos de investigación. Asimismo, lo que refiere a conocimientos generales, abarcadores de una amplia gama de temas que dan a uno herramientas para desenvolverse sin complicaciones en diversas instancias de conversación. Por último, creo que nos enseña a manejarnos con el público y sociabilizar con la gente. En los dos semestres que llevo cursados pienso que, tanto la materia Fundamentos de Comercio Internacional como el taller de Comunicación Interpersonal y Negociación, son instancias que nos ayudan a conocernos en este sentido, apoyándonos en nuestras fortalezas para el éxito sin dificultades. Dudo mucho que hace un año hubiera encarado con tanta naturalidad el contacto, por ejemplo, con embajadores. Pero hoy me siento capacitada para afrontar discusiones de alto nivel en cualquier temática de actualidad, y no siento inconvenientes a la hora de encarar el contacto y comunicarme. Esas son cosas que vas asumiendo a medida que avanzamos en la carrera.

- ¿Qué les dejó este seminario como enseñanza para aplicar en alguna de las instancias que propone la carrera?

DM: Lo que nos dejó puede ser aplicado tanto a la carrera como a muchos aspectos de la vida. El seminario, a través de varias experiencias expuestas por personas de todo el mundo, nos motivó a tener capacidad de liderazgo, de hacer cosas, de llevar adelante los sueños que tenemos, que no importa qué tan lejos estén de nosotros en la actualidad, ya que con trabajo todo se puede lograr. Esto nos lo demostraron personas que lograron cumplir sus objetivos ayudando de una u otra manera a otras personas. Una de las frases con la que terminó su presentación un estudiante de Kenia y que me quedó grabada fue: "Education is not about what you know; education is about what you do" ("Educación no refiere a cuánto sabes; educación es aquello que haces").

MD: Tuvimos una charla dada por una joven de 13 años que ya tiene dos libros publicados y se dedica a dar clases de idioma. Una de las principales lecciones que ella promovió en su charla fue que dejáramos de preocuparnos y nos ocupáramos. Creo que muchas veces pasamos tiempo innecesario pensando sobre algo que tenemos que hacer, en vez de simplemente hacerlo. Esto es de las cosas que más me quedaron y que voy a intentar aplicar a mis estudios, no dejar todo para último momento y hacer las cosas.

CF: Conocimientos de cómo funciona el mundo, capacidad de análisis, contactos de especial interés a la hora de encarar un proyecto final; amplios conocimientos de la dinámica en la cultura, política y sociedad árabes, confianza y experiencia para afrontar en el futuro instancias similares.

- ¿Qué fue lo que más les llamó la atención del país organizador?

DM: Primero que nada, ya sea en Abu Dhabi como en Dubái, que fueron las dos ciudades que conocimos, lo que llama la atención es el lujo, el dinero que se mueve en la ciudad y la ostentación. Ya sean los autos o los edificios, todo es última moda. Es impresionante además la cantidad de construcciones que se levantan en una ciudad relativamente chica como Dubái. Lo segundo que me llamó la atención es la combinación de culturas que hay en el país. Yo esperaba sentirme como un extraño para la gente local, pero es todo lo contrario. La cultura occidental se mezcla con la árabe y en las calles no se ve supremacía de ninguna de ellas. Es un mundo completamente diferente a Uruguay.

MD: De las cosas que más me llamaron la atención fue el Palacio de los Emiratos, un hotel de siete estrellas que es impresionantemente lujoso. Por ejemplo, en el lobby hay una máquina dispensadora de oro, como si fuera de golosinas, solo que hay que poner tres mil dólares y te sale un lingote de oro. Eso me pareció de las cosas más impresionantes. Me fascinó de Dubái también el otro hotel siete estrellas, Burj al Arab, construido sobre una isla artificial. En general, lo más impactante que tienen ambas ciudades es su arquitectura moderna, y la capacidad que tienen de transformar el árido desierto en una ciudad exuberante con canteros de flores y palmeras. También me llamó mucho la atención el agua del Golfo Pérsico ya que tiene un color turquesa impresionante.

CF: En realidad la mayor parte del tiempo estuvimos en Dubái, pero en cualquiera de las dos ciudades sorprende la hospitalidad de su gente. Además, suma muchísimo lo pintoresco que se le presenta la cultura árabe a cualquier occidental. Es un país atípico, tan distinto que se hace difícil compararlo con otro lugar: uno se siente allí en un mundo paralelo.

- El leit motiv de la conferencia fue "soluciones innovadoras para desafíos globales". ¿Llegaron a alguna solución que vean aplicable en la práctica?

DM: No llegamos a ninguna solución innovadora pero sí obtuvimos nuevas ideas las cuales podemos intentar implementar en conjunto con nuestras propias iniciativas. Llegamos a un compromiso, el de hacer por los tiempos que vienen. Esperemos que en conjunto todos tengamos la posibilidad de hacer para cambiar el mundo. Por el momento lo que EWB ha hecho es cambiarnos a nosotros. MD: Sin duda, dentro de las charlas dadas por otros estudiantes había muchas soluciones que ya se están llevando a cabo, como lo que mencioné sobre el filtro de agua. También hubo un estudiante que ideó una lámpara de energía solar que se puede armar con material reciclado. Además de estas soluciones a nivel micro también pudimos llegar a la conclusión de que para que el mundo pueda prosperar necesitamos dejar de lado nuestras diferencias culturales, religiosas y de idioma, para poder coexistir y lograr la cooperación entre las naciones del mundo.

CF: La solución no viene dada por lo que allí se dice sino por lo que se hace. En un mundo azotado por la intolerancia, que divide y amenaza la seguridad, el camino para los desafíos de hoy está dado por conferencias como EWB. Allí se pone el idioma al servicio de la unión, donde árabes, asiáticos, africanos y occidentales, de toda procedencia, cultura y religión se identifican como iguales. Los sueños y caminos se comparten, las dificultades y desafíos son comunes, y cuando todos comienzan a sentirse un solo cuerpo -cuyos miembros mantienen intacta su identidad- la vía a su resolución ya no parece tan lejana. Supongo que eso es un poco lo que pasó: comprendimos que aquello que hace a la conferencia, es la verdadera solución.

Entrevista publicada en mayo de 2011