WoOw!, una idea innovadora

Leonardo Silveira y Martín Giura, fundadores de la empresa woOw!, cuentan en marzo de 2013 que su paso por la Facultad de Administración y Ciencias Sociales de la Universidad ORT Uruguay fue fundamental para la creación de este emprendimiento.

El graduado de la Licenciatura en Gerencia y Administración, Leonardo Silveira, conoció a Martín Giura –a quien le quedan dos materias para graduarse de la misma carrera- y al analista en Marketing Martín Larre, mientras compartían horas de estudio en la universidad; allí nació woOw!, que es, entre otras cosas, un sitio de marketing colectivo.

“Recuerdo que eran bastante diferentes entre sí. Martín (Giura) había demostrado características emprendedoras desde muy temprano en la carrera; Leo trabajaba en un banco. Hablaba con ambos –de manera independiente porque, que yo supiera, sus vidas laborales corrían por caminos muy distintos-. Varias veces animé a Leo a dejar el banco y a iniciar alguna actividad en la que pudiera desarrollar todo su potencial. Por otro lado, uno de ellos era muy activo y vocal y el otro más reflexivo y tranquilo. Y sin embargo, ambos resultaron ser sumamente emprendedores. Esto demuestra una vez más que no existe un arquetipo y que es muy difícil predecir el desempeño emprendedor”, aseguró Enrique Kramer, Coordinador Académico de la Licenciatura en Gerencia y Administración.
“Yo entré a ORT sin ánimo emprendedor y hoy en día me considero una persona a la que le encanta emprender. En el medio hubo un proceso de aprendizaje que, sin dudas, me lo dio la ORT”, señala Leonardo Silveira, CEO (Chief Executive Officer) de la empresa.

Martín Giura, en cambio, afirma que siempre le gustó el tema del emprendedurismo, y destaca la experiencia de haber pasado por la universidad. “Nos dio un pantallazo, cada uno enfocado en su área. Pudimos aprovechar a los profesores, las charlas brindadas, las visitas a las empresas. Nos dio un marco muy importante”, cuenta Giura, encargado de las relaciones institucionales y de los recursos humanos.

“Otra cosa que nos dio la ORT es la puntualización del profesionalismo en el trabajo. Es muy pero muy positivo tener disciplina. La facultad te enseña en un ambiente muy descontracturado pero está muy avanzada en lo que refiere a metodologías de trabajo y de estudio”, agrega Silveira.

Los emprendedores recuerdan que woOw! nació como una herramienta de marketing  para comercios minoristas de servicios. Con la venta de cupones que se envían diariamente vía mail a usuarios registrados se logra que las empresas sean conocidas por miles de personas. “Lo que logra un restorán haciendo un mailing a toda la base de datos de woOw! es tener contacto con más de 300.000 personas. Una campaña de marketing de alto impacto de 24 horas. No solamente logran tener impacto en esas personas sino que, a su vez, todas las personas que compren su producto van a ir al local, van a consumir, van a interactuar con el personal. Es una forma de atraer clientes muy pero muy eficiente”, dice Silveira. Entre 360.000 y 400.000 personas reciben las ofertas cada día.

Si bien empezaron siendo tres personas –Silveira, Giura y Larre- y luego agregaron a un cuarto socio, Nicolás Bistolfi, actual CTO (Chief Technology Officer), la empresa cuenta ya con unas 70 personas trabajando. Entre ellas hay varios MBA, licenciados en Comunicación, en Ciencias Económicas y estudiantes. Todos estos, destacan, deben ser muy proactivos.

“Me pareció un emprendimiento fascinante, fundamentalmente porque las compras grupales eran una innovación sólo posible en un mundo informatizado, y porque se estaba aplicando el modelo de negocios a una cultura bastante refractaria a la innovación como la uruguaya”, indicó Kramer y agregó: “Creo que las dos fortalezas de woOw! son, por un lado, que han establecido una marca de buen prestigio en la sociedad uruguaya y, por otro, que han desarrollado una cultura muy particular en su organización, del tipo que conocemos en empresas del Silicon Valley, ¡pero no aquí en Uruguay!”.

 

Crecimiento

Martín Giura cuenta que el rápido crecimiento de la empresa llevó a redefinir la Misión y la Visión de la misma unas tres veces desde su nacimiento. “Queremos ser líderes en herramientas de marketing y ventas dentro de lo que es tecnología y dentro de una clara vocación de servicio (…) Además, queremos ser vistos como el equipo con mayor capacidad de ejecución del Uruguay y esto implica tener a un grupo humano sobresaliente”, agrega.

Y es con esto en la mira que la empresa ha diversificado sus servicios. Ya no sólo se dedica a la venta de cupones de servicios online para otros clientes. Ahora también venden productos a un costo bastante por debajo del mercado y ofrecen paquetes turísticos al exterior. “Tenemos una operativa en Brasil muy grande y en Argentina tenemos varios destinos. Para este año tenemos pensados más”, dice Silveira.

A su vez, estos emprendedores también están llevando adelante otros tres proyectos, uno de los cuales ya salió a la luz: Sooprise.com, una página de regalos que busca obsequiar experiencias. Los usuarios, particulares o empresas pueden ser originales a la hora de hacer una atención. “La idea es que la gente empiece a vivir sus regalos”, dice Silveira y agrega que, por ejemplo, el obsequiado puede recibir una caja muy especial en su hogar con un cupón invitándolo a una cena.

Otro es Uguana.com, un directorio empresarial en el cual se puede encontrar toda la información de productos minoristas con opiniones de clientes y experiencias.

Por último está One2one, un servicio de investigación de mercado de empresa a empresa. “Somos bastante inquietos porque eso es lo que nos mantiene vivos como empresa”, dice Silveira a quien, a la hora de definir a su competencia, afirma, le resulta muy difícil debido a lo innovador del proyecto. En los inicios, dice Silveira, los competidores eran los sitios Groupon y No te la Pierdas, sin embargo, al cerrar el año con el 86% del mercado, 50.000 cupones vendidos por mes y ser tan diferentes a los inicios, considera que ya no es tan así. “Hoy creemos que más que competidores son nuestros colegas. Y hay buena relación a pesar de la competencia sana”, dice. WoOw! fue premiado como “Emprendedor 2012” por el diario El Observador y el de Nuevos emprendedores de la industria de los E-commerce awards.

Con este panorama, Giura y Silveira coinciden en que emprender en Uruguay es posible y tiene ventajas.

 

Desafío

“Uruguay ha avanzado mucho en el correr de estos últimos seis años y  con mucha mayor intensidad en estos últimos tres y cuatro. Ha avanzado mucho todo lo que es el ecosistema emprendedor. Pero creo que falta mucho y tenemos que convencernos más culturalmente de la posibilidad que hay desde Uruguay. La ventaja que tenemos de trabajar desde Uruguay es que ya sabés cuál es el mercado, desde el inicio sabés que está bueno mirar hacia afuera”, dice Giura.

“Sí hay oportunidades, muchas veces las trabas son más mentales que reales. En otros países se respira otra esperanza, a inversión inicial. Empezar una empresa en Uruguay es infinitamente más barato que en Brasil”, ejemplifica Silveira.

Y estos dos jóvenes don un claro ejemplo de que se puede hacer un emprendimiento exitoso, sin importar la edad. Ninguno de los dos tiene más de 30 años y ya son reconocidos en el ámbito empresarial uruguayo, incluso contaron con la confianza de Life Cinemas, que es ahora su socio. Si bien los dos tenían experiencias previas –Silveira en el Departamento de Marketing del banco Lloyds y Giura como trabajador independiente-, ambos apostaron a su idea y les salió bien.

“Hacemos mucho énfasis en estar contentos. Nuestro lema es tener un balance entre dedicación, diversión y responsabilidad”, concluye Giura.

 

La universidad

El coordinador académico Enrique Kramer aseguró que desde el comienzo de la carrera el emprendedurismo fue muy importante. “Desde prácticamente el inicio de la carrera, en 1988, tenemos el Plan de Negocios como una materia muy importante. Más recientemente hemos introducido una concepción muy moderna de lo que es emprender, basada en el modelo de Desarrollo de Clientes (Customer Development) creado por Steve Blank, de Stanford University, y el Marco de Modelos de Negocios (Business Model Canvas) de Alexander Osterwalder. La concepción que hay detrás de estos modelos es que cuando se innova no se tienen muchas certezas –sino más bien sólo hipótesis– y hay que salir al mercado a preguntar, aprender y ajustar el modelo de negocios. Es una concepción que implica mucha curiosidad, aprendizaje y humildad para ver que uno podía estar equivocado. Manejamos estas herramientas desde el primer semestre –en la materia Emprendimiento y Sociedad– y también en Nuevos Emprendimientos del séptimo semestre y, claro está, en el Plan de Negocios”, dijo el académico.

Kramer destacó también el ánimo emprendedor de los alumnos que ingresan a la facultad. “Es sorprendente el aumento en el porcentaje de estudiantes que consideran emprender de manera independiente como el camino preferido de desarrollo profesional –mucho más que hace 10 o 15 años-. Y el porcentaje sigue siendo alto en los semestres finales de la carrera. Yo diría que una proporción creciente de estudiantes y egresados emprenden de manera independiente. Pero también es creciente el porcentaje de estudiantes que emprenden dentro de una organización ya existente”, dijo.

Los alumnos de la universidad cuentan con asesoramiento por parte de los profesores durante toda la carrera y, también, una vez egresados. “Tenemos el Centro de Innovación y Emprendimiento (CIE) que los apoya en el desarrollo del emprendimiento y su auspicio ante diversos organismos –como por ejemplo la Agencia Nacional de Investigación e Innovación (ANII) – para obtener apoyo y financiación”, dijo Kramer.

La universidad fue cuna de empresas que ya han tomando vuelo en el país, y también en el mundo. Alguna de estas son: Femway (conos higiénicos femeninos),  Jackie O. (en temas de moda y accesorios femeninos), Orange Attitude (agencia digital) y D2 Consultores (asesoramiento a pequeñas y medianas empresas).

Galería de imágenes

Entrevista publicada en febrero de 2013