INVESTIGACIÓN

La intensificación sostenible: una tendencia que adquiere solidez en Uruguay

La intensificación sostenible: una tendencia que adquiere solidez en Uruguay
Fecha: 13/09/2017
Testimonios

En la actualidad, la intensificación sostenible es un eje estratégico del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP). El Dr. Francisco Rosas, profesor, investigador y catedrático de Estadística y Econometría de la Universidad ORT Uruguay, y la Economista Mariela Buonomo, de la Oficina de Programación y Políticas Agropecuarias del MGAP, investigaron cómo se aplica en Uruguay en su artículo "Marco conceptual para un desarrollo del sector agropecuario basado en la intensificación sostenible".

¿De qué trata el artículo?

Tiene como objetivo generar para el caso uruguayo un marco conceptual de la intensificación sostenible en el sector agropecuario. Es un concepto que se utiliza a nivel de muchas instituciones públicas y privadas, sobre todo públicas, empezando por el gobierno. Es importante saber a qué uno se compromete una vez que pone por delante ese concepto como forma de definir la producción agropecuaria.

En el trabajo nos basamos en la literatura internacional reciente. Lo aplicamos al caso uruguayo, lo relacionamos con nuestros recursos naturales, con qué dimensiones de ese concepto son las más relevantes para nosotros, y qué tensiones y complementariedades existen en la producción agropecuaria cuando se sopesan a la misma vez las cuestiones ambientales y las productivas.

¿Cuál es la principal conclusión?

El concepto de intensificación sostenible en la agricultura no es sencillo de aplicar. Uno debería advertir que existen complementariedades y, sobre todo, tensiones para estar alineado con la sociedad en su conjunto.

Contemplar esos factores no es sencillo. Uno no debería simplemente hacer un uso del concepto como una expresión de deseo. Debería ser más racional. En especial sabiendo a lo que uno se compromete cuando dice que la producción del país debe ser sostenible ambientalmente, y a la misma vez intensificarse la producción.

El artículo da una teoría a la concepción del gobierno de desarrollo productivo. ¿De qué forma lo hace?

Hay un discurso con el que se quiere concebir a la producción agropecuaria y se lo asume como una línea estratégica del gobierno. El artículo busca que el gobierno se base en un concepto amplio, pero riguroso.

Creo que le da a la concepción del gobierno o de los actores públicos un marco conceptual riguroso. Existe, no es inventado. Hay literatura que lo sostiene. Hay que especificar qué aspectos de esa literatura son relevantes para el caso uruguayo.

¿En qué datos se basaron para alcanzar esa conclusión?

Datos uruguayos de dos fuentes: información pública disponible y otro tipo de información, también disponible libremente, sobre las características de los recursos naturales en Uruguay.

Una parte importante de los datos es relevar qué políticas públicas existen vinculadas a la intensificación sostenible. A su vez, hay revisión bibliográfica internacional sobre otros usos que se le han dado al concepto.

¿Impactó en el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca?

Sí. Ahora cuenta con una solidez mayor al generar el mismo discurso que se generaba hace uno o dos años y donde de alguna manera uno podía decir que eran palabras bastante más vacías a la hora de decir qué implica la intensificación sostenible.

Ahora desde este Ministerio hay una idea mayor sobre a lo que específicamente hace referencia el concepto. Si bien las políticas siguen siendo las mismas, se conocen con más certeza los tradeoffs de poner en el mismo objetivo cuestiones ambientales y productivas.

Serie Técnica:
Nº 227. Desafíos de la intensificación sostenible para la política pública. Convenio INIA-OPYPA/MGAP.

Artículo:
"Marco conceptual para un desarrollo del sector agropecuario basado en la intensificación sostenible".

Editores:
José E. Bervejillo (OPYPA)

Autores del caso:
Mariela Buonomo, Francisco Rosas.

Fecha de publicación:
2016.

Entrevista a Francisco Rosas en Radio Carve:
La agricultura extensiva se practicaba de un modo que “se percibió como no sostenible”