Celebrar el esfuerzo

Los nuevos graduados festejaron la obtención de sus títulos universitarios en la primera ceremonia anual de graduación de 2017. El evento se llevó a cabo el martes 25 de abril, en el Teatro Solís.

En esta ocasión, se distinguieron a los graduados de la Facultad de Administración y Ciencias Sociales, Facultad de Arquitectura, Facultad de Comunicación y Diseño, y de la Facultad de Ingeniería.

A su vez, los decanos de cada facultad hicieron entrega del Premio al Desempeño Académico: un reconocimiento a los estudiantes destacados por el cumplimiento de los principios institucionales, el rendimiento curricular y las altas calificaciones.

De una idea a una realidad


“Ser universitarios nos debe hacer sentir orgullosos”, dijo el Licenciado en Gerencia y Administración, Martín Fagioli, quien habló en representación de los graduados de la Facultad de Administración y Ciencias Sociales.

Orgullo que radica en la satisfacción de saber que lo lograron y de que pudieron pasar “de una idea a una realidad”. “Orgullo por lo que trabajamos, por lo que luchamos, por lo que aprendimos, por lo que nos equivocamos. Es parte de lo que hoy es nuestro presente”.

De todas formas, para el Licenciado, es fundamental mirar hacia adelante. Ser conscientes de que los graduados están en “una gran posición” para mejorar todo lo que los rodea. Para aprovechar lo aprendido y “crear un país mejor”.

Para eso, el primer paso es buscar aquello que a cada uno le apasiona: “Eso que nos mueve el piso, eso que no solo disfrutamos por los resultados”.

“Si hay un único aprendizaje que destaco de todo este viaje es que, si nos lo proponemos, hacemos que las cosas pasen”, concluyó.

"La razón por la cual me atravesé en el camino de un auto"

“Estoy casi tan nervioso como la vez que recibí el resultado de la materia más difícil de mi carrera”, confesó Diego Borges, Licenciado en Diseño de Interiores y orador de la Facultad de Arquitectura.

Recursar no era una opción. Para salvar, pasó horas en la sala de informática de su facultad, trabajando sin pausas. A cinco minutos de la hora de entrega, salió corriendo por la calle, a toda velocidad, con su trabajo debajo del brazo. Incluso, se cruzó en el camino de un auto. Finalmente, llegó a tiempo y salvó.

“No pude haberlo hecho sin haber estado 100 % seguro de que yo nací para hacer diseño”, recalcó. De acuerdo a lo que expresó, oportunidades para abandonar “no faltaron”, pero la determinación fue mayor.

Para él, la vocación “es aquello por lo cual estamos dispuestos a hacer sacrificios”. Por ello, invitó al público a que “salgan en busca de aquello por lo cual se atravesarían en el camino de un auto”.

“Las mejores ideas vienen como bromas"

El Licenciado en Comunicación Publicitaria Bruno Petcho, en nombre de los graduados de la Facultad de Comunicación y Diseño, dedicó su discurso a contar la historia de David.

David era un inglés que entró a Oxford, pero decidió abandonar sus estudios y convertirse en aprendiz de cocina. También fue vendedor de estufas y trabajó en una agencia de publicidad.

“Luego de unos años, decidió que era hora de hacer un cambio”, detalló Petcho. David fundó su propia agencia de publicidad y, con los años, la transformó en “una de las más reconocidas, más efectivas y más creativas del planeta”.

La historia de David Ogilvy, para el graduado, se trata de “una de las historias de emprendedurismo más emocionantes del siglo XX”, cuyo legado sigue vivo hasta el día de hoy.

Por esa razón, compartió una de sus ideas, que resume su filosofía: “No bajen la cabeza, desafíen a los dioses, no cedan, no se rindan, no sean sumisos, no sean cobardes, no sean aduladores y, recuerden siempre, las mejores ideas vienen como bromas”.

Un punto de apoyo para mover el mundo

¿Qué tienen en común los biotecnólogos con las otras ramas de la tecnología? ¿Qué comparten con el resto de los graduados? En palabras de Lucía Campos –Ingeniera en Biotecnología– hay algo que permanece estable: la pasión por conocer cómo funcionan las cosas, así como las ganas de poner en práctica lo aprendido.

Durante su discurso, hizo especial hincapié en el apoyo de la familia y de los amigos como un elemento fundamental para todos los estudiantes. En sus palabras, sin su soporte, ninguno de los graduados hubiese llegado hasta esta instancia: “Por lo tanto, hoy es un día para celebrar a todos los que nos quieren”.

Para finalizar, compartió una frase de Arquímedes: “Denme un punto de apoyo y moveré el mundo”. “Está en nosotros encontrar ese punto para expandir al máximo nuestro potencial y así, aportar nuestro granito de arena al mundo”.

La incertidumbre es compañera del cambio

“Nuestro país solo puede progresar genuinamente y alcanzar un mayor grado de desarrollo mediante la creatividad y la innovación, acompañado del trabajo duro y bien organizado”, dijo el Ingeniero Julio Fernández, vicerrector académico de la universidad.

En ese sentido, Fernández destacó que los graduados tienen la capacidad –así como la responsabilidad– de cambiar la sociedad “a partir de su empuje, su formación y su capacidad de innovar”.

“Sepan que ha sido una gran responsabilidad, para nosotros, formar a sus hijos y nietos. Esperamos haber cumplido y estamos muy agradecidos de que hayan elegido a nuestra universidad para esta etapa de formación”, indicó a los padres y abuelos presentes en la sala.

Si bien detalló que han tratado de preparar a los estudiantes de la mejor manera posible, reconoció que se insertan en un mundo en permanente cambio.

De forma que les recomendó que se mantengan actualizados, que lleguen al fondo de los problemas y que sean rigurosos en sus enfoques. También que estén dispuestos a la innovación, así como a complementar sus capacidades y conocimientos.

“La falta de certezas no tiene por qué abrumarlos”. En su opinión, la incertidumbre “es la compañera del cambio, del progreso y también del liderazgo”, dijo y finalizó: “Las personas, al igual que los aviones, ascienden mejor cuando tienen el viento en contra”.

Galería de fotos:

Ceremonia de graduación de carreras universitarias - 25 de abril de 2017

Recursos

  • Los estudiantes de la facultad disponen de diversos recursos académicos, entre ellos, las clases presenciales extracurriculares y el sistema de apoyo online a cursos que facilita el acceso a los materiales de los cursos y habilita la interacción didáctica con los docentes y demás estudiantes fuera del aula.
  • Los estudiantes y graduados tienen acceso a la biblioteca de la facultad, que cuenta con más de 30.800 volúmenes, incluyendo libros, material multimedia, tesis y otros trabajos finales de carrera, e-books y revistas académicas.
  • Tienen a su disposición los formatos requeridos para los trabajos finales, así como las diversas pautas y reglamentos que rigen en la facultad.
  • El edificio de la facultad tiene cobertura total de conexión inalámbrica a Internet, 80 equipos interconectados en red en los cuales los estudiantes pueden realizar prácticas libres desde las 8:00 a las 23:00 horas, con asistencia permanente de personal especializado.
  • Los estudiantes de la Facultad de Administración y Ciencias Sociales cuentan con:

Recursos