COORDINADOR ACADÉMICO
Lic. Javier Bonilla Saus, Master, D.E.A.

Solicitá más información

  • Protección de datos personales
    Los datos personales enviados a través de este formulario serán tratados conforme a la Ley N° 18.331.

“Va a ser una contienda bastante reñida”

“Va a ser una contienda bastante reñida”
Fecha: 20/06/2016

“¿El Reino Unido debería quedarse o permanecer en la Unión Europea?”. Actualmente, esa es la interrogante a la que los ciudadanos británicos se enfrentan.

En el marco del referéndum que se realizará el próximo 23 de junio de 2016, Germán Clulow –candidato a Doctor en Ciencia Política y docente de la Universidad ORT Uruguay– reflexionó acerca de  las posibles consecuencias, así como de los argumentos a favor y en contra de la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE).

La charla titulada “Brexit: la tentación populista” tuvo lugar el miércoles 8 de junio de 2016. Fue la quinta conferencia del ciclo 2016, que organiza el Departamento de Estudios Internacionales de la Facultad de Administración y Ciencias Sociales.

Los argumentos

La campaña para el referéndum se ha estructurado sobre dos campos antagónicos. Por un lado, los que defienden la salida del Reino Unido de la Unión Europea –el Leave–. Por otro, los que buscan la permanencia –el Remain–. Ambas posiciones manejan argumentos diferentes, que fueron explicados por Clulow durante la conferencia.

“Pertenecer a la UE nos cuesta y mucho”, es una de las respuestas que brindan aquellos que están a favor del brexit. Se trata de un término que se suele usar para referirse a una posible salida del Reino Unido de la Unión Europea, que surge como consecuencia de la unión de las palabras “Britain” y “exit”.

Asimismo, en lo que respecta al plano económico, también destacan que es importante “redefinir las relaciones comerciales de manera flexible y ventajosa”, cosa que no es posible estando en la UE. Sin embargo, quienes consideran que se debe permanecer, se basan en la idea de que los beneficios “superan de manera infinita cualquier tipo de costos”.

La inmigración ha sido el “caballito de batalla y el punto en el que se ha focalizado el Leave”. Consideran que es necesario retomar el control de las fronteras, debido a que, entre otras cuestiones, creen que los inmigrantes van al Reino Unido a sacar provecho de los beneficios sociales. Además, “están dispuestos a aceptar salarios más bajos y condiciones laborales inferiores”, por lo que lleva a que el mercado laboral “se deteriore”.

En contraposición a ello, para el Remain, la inmigración es, sin lugar a dudas, “buena para la economía”. La razón está en que los migrantes son una población joven, activa y, generalmente, más sana y educada que la media. Sumado a ello, el orador dijo que, según diversos estudios, “invertir en migración es positivo para la economía”.

Por último, en cuanto al plano político, el Leave manifiesta que es necesario retomar la soberanía y la independencia del Reino Unido, así como dejar de someterse a las decisiones tomadas por otros. En cambio, según el Remain, el mundo está interconectado y el poder se comparte y se negocia. De modo que esa sería la razón por la cual no se debería abandonar la UE.  

Posibles consecuencias de la salida

“Todo lo que les pueda decir sobre la salida del Reino Unido, sobre las consecuencias económicas, políticas, jurídicas, sociales, son pura y absolutas conjeturas”, advirtió Clulow. Es que, en sus palabras, “nadie puede saber a ciencia cierta el costo de desarmar un proceso de integración que lleva 40 años”.

Recesión, disminución del PIB, inflación, depreciación de la libra, fuga de capitales y pérdida de competitividad, son algunas de las consecuencias económicas que puede generar un eventual abandono de la UE.

Al mismo tiempo, si se decide la salida, se deberán renegociar los acuerdos comerciales, lo cual representaría “un costo muy elevado”. Además, el Reino Unido perdería el acceso al mayor mercado del mundo: el europeo.

Igualmente, de acuerdo con el docente, “hay algunos analistas que consideran que, en el fondo, la salida del Reino Unido sería un punto positivo para la construcción europea porque, de alguna manera, sacaría a un miembro que, desde un inicio, ha estado interesado en poner palos a las ruedas”.

La cuestión está en que dicha salida podría generar un “efecto contagio” en otros países, ya que, según diversas encuestas, hay una “insatisfacción importante de una parte de la ciudadanía” con respecto a la UE.   

De todos modos, señaló que se piensa que podría ser un “cataclismo”. No obstante, Europa “ha pasado por momentos mucho peores, más dramáticos, y ha sabido recuperarse en tiempo record”.   

El futuro

“Al día de hoy, de acuerdo a las encuestas, estaríamos en un empate técnico”, afirmó Clulow, en referencia a los pronósticos para el referéndum.

De acuerdo con lo que expresó, hay tres factores que pueden definir el resultado. En primer lugar, el principio de incertidumbre, que establece que cuando los individuos no saben a ciencia cierta qué les depara el futuro, en general, tienden a optar por mantener el status quo.

El segundo factor es la desinformación: “Lamento anunciarles que, las campañas políticas hoy se definen mucho más por la calidad de la desinformación, que por la calidad de la información”. Es que, en su opinión, “es mucho más fácil propagar una mentira o una media verdad, que hacer llegar una verdad”.

Finalmente, la confianza –o desconfianza– en los políticos. Debido a que hoy en día hay un “fenómeno generalizado de crisis de las instituciones y de falta de confianza”, para el docente, “aquellos políticos que logren, de alguna manera, transmitir un mensaje claro, que genere confianza, pueden hacer la diferencia”.

“Va a ser una contienda bastante reñida”, concluyó.  

Video: