Uruguay debe prestar atención a la innovación

CONFERENCIA SOBRE GLOBAL COMPETITIVENESS REPORT

Tuvo lugar en el auditorio de la Facultad de Administración y Ciencias Sociales la conferencia “Global Competitiveness Report: un aporte para conocer su metodología e interpretar sus resultados”. La charla, organizada por el Departamento de Estudios Internacionales, fue el 1 de octubre de 2013. Estuvo a cargo del Economista Isidoro Hodara y del Contador Público Bruno Gili. Ambos expertos, catedráticos de la facultad, recopilan la información referente a Uruguay para este informe sobre competitividad del World Economic Forum. Hodara, quien realiza esta tarea hace 12 años, señaló que “en aquel momento Uruguay no tenía una clara definición sobre sus atributos y carencias, por lo que valía la pena el esfuerzo” de incluir al país dentro de este informe.

Gili, por su parte, explicó que el informe busca medir el potencial de crecimiento a partir de los factores que lo determinan. Esos factores institucionales, políticos y económicos establecen la productividad del país. El informe está basado en un 75% en encuestas al sector empresarial y el resto en datos “duros” de la economía. A partir de allí se elabora un índice de 0 a 7 y un ranking de competitividad, explicó Gili. El reporte se basa en tres pilares. El primero, que incluye los “requisitos básicos”, está compuesto por la calidad institucional, el entorno macroeconómico, la salud y la educación primaria. El segundo pilar agrupa a los “promotores de eficiencia” como la calidad de la educación superior y la capacitación, la eficiencia del mercado de bienes, laboral y financiero, la preparación tecnológica y el tamaño del mercado. El tercer pilar está constituido por la sofisticación y la innovación.

A la luz de los resultados de la investigación, “Uruguay está en una etapa de transición hacia la etapa de desarrollo. Pero para alcanzar esa fase debe prestar atención a la sofisticación y la innovación”, dijo Gili. En la última edición del reporte Uruguay calló en el ranking, pero su puntaje se mantuvo porque otros países se hicieron más competitivos y avanzaron más rápido que Uruguay, explicó Gili. Esto, indicó el Contador, no debe interpretarse como que un país es mejor que otro, sino cómo y cuánto mejoró ese país desde su antigua posición en el ranking.

Uruguay está primero en América Latina en PBI per cápita, pero tiene un rezago en eficiencia del mercado laboral. Allí hay “poco margen para la toma de decisiones” por la escasez de mano de obra calificada, dijo Gili. De 2006 a 2013, Uruguay mejoró en estabilidad macroeconómica, aunque tiene algunas dificultades, como un déficit fiscal alto. A su vez el mercado financiero está poco desarrollado. En cuanto a innovación está en el promedio. Sin embargo, ese factor es en el que más se pondera a Uruguay para pasar a la etapa de desarrollo. Para Hodara, elementos como la escasez de mano de obra calificada y la falta de innovación son “estructurales” en la competitividad uruguaya, porque se mantienen iguales durante años. “Se transforman en atributos permanentes, por lo que no se puede esperar que cambien de un año a otro”.

Galería de imágenes